¿Que ocurre si uno de los cónyuges dispone de dinero ganancial poco antes del divorcio?

Cuando uno sólo de los cónyuges dispone de fondos o caudales comunes tras producirse la crisis matrimonial o próxima a la disolución de la sociedad de gananciales, incluso continuando la convivencia, éste deberá probar que el acto de disposición realizado redundó en beneficio o interés de la familia para que no se presuma que se realizó en beneficio o lucro exclusivo del cónyuge disponente, y ello al existir la «fundada sospecha»,  dada la proximidad del acto dispositivo con estos momentos,  de que el cónyuge pueda anteponer a su actuación el interés propio al de la familia.

Se produce así una inversión de la presunción de ganancialidad que opera con carácter general durante la normal convivencia matrimonial y que lleva a presumir, salvo prueba en contrario, que el gasto, disposición o inversión de los fondos comunes se realizó en beneficio de la familia y se invirtió en las atenciones y gastos de cargo de la sociedad de gananciales (artículo 1362 Código Civil).

Así, no es que en estos supuestos se presuma la mala fe en el disponente, pero, producido el acto dispositivo en un tiempo próximo con la ruptura de la convivencia, se desplaza al disponente la carga de probar que el acto dispositivo realizado redundó en interés y beneficio de la familia.

La inversión de la carga probatoria debe considerarse en este supuesto una consecuencia natural del deber de información recíproca entre cónyuges que impone el artículo 1.383 del Código Civil y de la disponibilidad y facilidad probatoria que tiene la parte disponente de acreditar para qué y dónde se dispuso de ese bien ganancial.

Así, las cantidades de las que uno de los cónyuges haya dispuesto indebidamente deberán incluirse en el activo de la sociedad de gananciales .

SENTENCIAS DE INTERÉS

AP de Salamanca, Sec. 1.ª, de 31.1.2019  La disposición de dinero realizada por el demandado tiempo antes de la separación ha ocasionado un daño a la sociedad de gananciales ya que la misma no está justificada y excede de los usos de la unidad familiar, procediendo su restitución.

AP Madrid, Sec. 24.ª, 18.1.2018 Se incluye en el activo crédito favor de la sociedad contra la esposa la cantidad que dispuso de cuenta común e ingresó en cuenta privativa pues ya había cesado la convivencia y no se acredita consenso en el reparto ni a qué gastos se destinó

AP León, Sec. 1.ª, 25.7.2017  Se incluyen en el activo ganancial 3.350 euros que la esposa retiró de la cuenta común cuando la ruptura era inminente al no constar su destino a gastos familiares ni que se compensase con efectivo que había en el hogar y que dispuso el marido.

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 23.11.2015 Procede la inclusión en el inventario ganancial como crédito frente al esposo de las cantidades por él distraídas de las cuentas bancarias comunes para transferirlas a cuenta de su titularidad con anterioridad a la disolución de la sociedad.