Declaración Estado de Alarma

Ha sido publicado en el BOE el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En el Real Decreto se declara el Estado de Alarma en todo el territorio nacional, con entrada en vigor desde el momento de la publicación, y duración de quince días naturales, prorrogables.

Contiene instrucciones que afectan, entre otros, a lo siguientes aspectos:

Limitación a la libertad de circulación, salvo excepciones que se detallan, como el desplazamiento al lugar del trabajo, centros sanitarios, o adquisiciones de primera necesidad.

Medidas de contención en el ámbito educativo, con suspensión de la actividad educativa en todos los centros y etapas, así como otras actividades educativas o formación, públicas o privadas presenciales.

Medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial, cultural, hostelería y restauración, y otras actividades, con suspensión de apertura de locales, según se detalla en la norma y anexo. Se excepciona el comercio minorista de determinados productos enumerados como esenciales.

Medidas en materia de transportes, con importantes limitaciones de los servicios de transporte público. Hay excepciones como los ferroviarios de cercanía, o los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios de competencia autonómica o local que están sometidos a contrato público u OSP, o sean de titularidad pública, mantendrán su oferta de transporte.

 – Otras medidas para reforzar el sistema nacional de salud, el aseguramiento de suministros de bienes y servicios, o la garantía del suministro alimentario.

Se suspenden plazos procesales de los órdenes jurisdiccionales, con excepciones como los procedimientos de conflicto colectivo, y de los plazos administrativos, salvo vinculados al estado de alarma. Se comunica un régimen sancionatorio para el supuesto de incumplimiento.

Para los próximos días se han anunciado medidas de «apoyo» a las familias, trabajadores, autónomos y empresarios, así como un mecanismo de flexibilización de los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo).